Orígenes de nuestra Congregación

En la historia, de más de un siglo, las Religiosas Franciscanas Misioneras del Sagrado Corazón (FMSC) , no hay nada de llamativo y grandioso.

Su realidad es un prodigio que florece en el misterio de la benevolencia divina, que, desde la incertidumbre de los orígenes, miró con amor a la humilde plantita, cuidó su crecimiento, aseguró su desarrollo y puso a prueba su vitalidad exponiéndola con frecuencia a tempestades y amenazas.

Laura Leroux de Bauffremont

La Congregación de las RFMSC puede considerarse realmente un regalo de la Divina Providencia que, para su fundación se sirvió de dos humildes instrumentos, dos personas que casualmente se encontraron en Venecia en el año 1859: una señora parisiense Laura Leroux, duquesa de Bauffremont (1832-1917), y un religioso franciscano menor, el Siervo de Dios Padre Gregorio Fioravanti (1822-1894) de Grotte di Castro (Viterbo – Italia).